Control Calidad

Los controles de calidad en el sector de los generadores eléctricos

Para que un generador eléctrico nos dé la mejor calidad, durabilidad y prestaciones continuas debe pasar por una serie de controles de calidad, este proceso ayuda a determinar si tienen fallos o si realmente los productos están siendo fabricados de forma correcta para ayudar a los consumidores y así poder olvidar los problemas con la energía eléctrica en sus hogares, oficinas y empresas.

Para que conozcas un poco más acerca de la seguridad que te ofrecen estos equipos y te decidas a invertir en ellos, te hablaremos acerca de los controles de calidad por los que los generadores eléctricos deben pasar antes de llegar definitivamente a tus manos.

Controles de calidad por el combustible

Este es uno de los controles más importantes. Forma parte de las exigencias y requisitos gubernamentales. Se debe saber cuánto combustible es necesario para que el equipo funcione, además de cuántas horas es capaz de prestar servicio con una determinada cantidad de carburo.

Lo primero que se hace es comprobar la capacidad del tanque, una vez lleno, se procede a examinar su funcionamiento. Se van a anotando los momentos en que el generador funcionó perfectamente y en los que no tuvo su mejor momento.

La idea es minimizar los malos tiempos del generador, la prueba se realiza unas dos veces, de modo que, si en una primera observación no se detectó todo, se haga en la segunda. Es de suma importancia y necesidad para definir el tiempo de trabajo del equipo.

Control de calidad de sonoridad

Lo de hoy es crear equipos que faciliten la vida lo más que sea posible. Por esta razón se busca crear generadores eléctricos que realmente ayuden a los usuarios, digamos que un equipo que al conectarse hace mucho escándalo no es precisamente algo que queramos llevar a casa.

Para cubrir las expectativas, las grandes empresas hacen exhaustivas pruebas para garantizar que la sonoridad de los generadores sea la mínima posible a pesar de no caer en la categoría de insonorizados.

Se enciende el equipo y se mide la cantidad de decibelios que produce. Dependiendo de si entre en los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud para el cuidado del oído se descarta o se pasa al próximo departamento de control de calidad.

Calidad del motor

Como esta es una de las primeras cualidades que observas al comprar un generador eléctrico, viene a ser de las que más se cuidan. Se busca que los equipos garanticen un funcionamiento continuo de alta calidad por una cantidad determinada de horas.

Además, se requiere que el motor tenga una elevada resistencia, capacidad de acoplamiento y gran durabilidad. La idea es que él mismo no tenga fallos por al menos 6 años.

¿Por qué realizar tantos controles de calidad?

Hay dos razones fundamentales, ser la mejor marca y requisitos gubernamentales. El primero queda de parte de la empresa, ya que buscan colocar su nombre en la cima y ser recordados por su buena calidad.

El segundo punto compete al espacio gubernamental de cada país. En cada nación hay leyes que deben ser respetadas y cumplidas y lo ideal es que cada empresa se rija bajo la normativa exigida.

Esperamos que esta información te haya sido útil para conocer más a fondo el trabajo de los generadores eléctricos