Fabrica

Tengo una fábrica, ¿qué grupo electrógeno necesito?

Ser precavido a los posibles fallos que se pueden presentar un proyecto puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. Esto aplica para todo lo que desees hacer en la vida y crear una empresa no escapa de esta realidad, es más, contar con un grupo electrógeno te dará la tranquilidad necesaria para ocuparte de la producción nuevos productos de manera independiente, sin importar el servicio de energía eléctrica.

Puede que no lo hayas escuchado antes pero el grupo electrógeno es una de las mejores alternativas que existen en el mercado para olvidarse de los fallos eléctricos. Ven, sigue leyendo para que descubras el grupo electrógeno ideal para tu fábrica.

¿Necesito un grupo electrógeno para mi fábrica?

¿Te has imaginado poder trabajar más horas en tu fábrica para aumentar la producción? ¿Quieres iniciar tus servicios en un lugar que no cuenta con un sistema confiable de suministro eléctrico? Si respondiste afirmativamente a una o a ambas preguntas necesitas un grupo electrógeno. Contar con un equipo de este tipo en tu fábrica no solo te brinda las posibilidades y beneficios que te hemos comentado, también te permite aumentar la vida útil de tu maquinaria al prevenir las interrupciones de sus actividades hasta que termine la jornada laboral.

¿Cómo sé qué grupo electrógeno compraré?

Para conocer la respuesta a esta interrogante primero vamos a:

  • Calcular la cantidad de W ( Watts, la unidad para medir la electricidad) que necesita tu fábrica. Necesitas papel y lápiz para anotar la cantidad de energía que necesitas para trabajar. Recure a tu inventario para que puedas ver cuántos equipos son y qué cantidad de energía necesitas, un factor determinante al momento de comprar un grupo electrógeno.
  • Tipo de combustible: Este factor incide en la calidad del grupo electrógeno. Puedes escoger entre gasolina, diésel o gas.
  • Normativas a cumplir: Según la ubicación geográfica de tu fábrica debes cumplir con reglas que regulan los niveles de ruido, emoción de gases, partículas y demás inconvenientes que puedes causar con tu generador.
  • Insonorizado: Esta es la mejor opción para reducir el nivel de ruido al momento de usar tu grupo electrógeno.
  • Capacidad de combustible y rendimiento: Este es un factor muy importante, sobre todo si vas a instalar el generador en un lugar apartado de centros poblados. Mientras mayor capacidad tenga el grupo electrógeno, menor será tu preocupación.

Ya con los cálculos hechos, que puedes leer con más detalle en nuestro artículo anterior, podrás depurar la lista de los grupos electrógenos que más te interesan y así tendrás la mejor opción de compra.

Si te han quedado dudas, el proceso se puede resumir en dos pasos: conocer la cantidad de energía que necesitas y buscar un equipo que cubra, al menos, el 20% más de lo que necesitas.

¿Te han servido los consejos? ¿Deseas conocer más sobre los grupos electrógenos? Sigue leyendo nuestro blog para que descubras más detalles sobre estos multifacéticos equipos.