Grupos Electrogenos

¿Hay que tomar precauciones al utilizar un grupo electrógeno?

Como con todo equipo eléctrico, existen condiciones y precauciones que se deben seguir de forma rígida al momento de usar un grupo electrógeno. Cuando compras un grupo electrógeno, viene con algunas medidas técnicas de seguridad, si deseas estar un poco más tranquilo, puedes poner en práctica los consejos que te daremos.

Recuerda que, al respetar su funcionamiento desde el momento en que lo instales hasta que esté haciendo su trabajo principal, estás garantizando que no haya situaciones de peligro a las que enfrentarte mientras logras extraer el máximo potencial del aparato, dándole así mayor capacidad de vida útil.

Medidas de seguridad estándar al comprar grupos electrógenos

Sigue al pie de la letra estos consejillos y verás cómo le sacas el máximo partido a tu electrógeno al mismo tiempo que obtienes mayor seguridad y tranquilidad.

  • Colócalo en un lugar nivelado para que evites vibraciones que puedan dañar el motor con el tiempo. Esto hazlo más que nada cuando el grupo electrógeno no disponga de una base fija.

  • Instálalo en un lugar ventilado, con esto puedes evitar posibles intoxicaciones o aspiraciones molestas de gases contaminantes que éste pudiera emitir durante su funcionamiento.

  • Mantén tu grupo electrógeno a una distancia no menor a un metro de las paredes, así evitarás posibles roces o frotación si llegase a deslizarse en sus horas de uso.

  • Resulta necesario ajustar el aparato con algunas abrazaderas a las paredes, sobre todo en lugares con desniveles o declives.

  • No coloques el grupo electrógeno en lugares donde pasen personas con frecuencia.

  • No lo coloques en zonas cerradas ya que sus emanaciones pueden causar intoxicaciones a todo ser vivo que se encuentre en la zona.

  • Trata de que nunca se moje, ni lo manipules con las manos mojadas. Evita accidentes.

  • Si tienes tu generador al aire libre toma precauciones para protegerlo de los variados agentes climáticos.

  • Si escuchas que hace ruidos extraños, apágalo y comunícate con la empresa que te lo ha vendido.

  • No le cargues el combustible cuando está encendido y funcionando.

  • No cargues en exceso el tanque de combustible

  • Cuando agregues el combustible hazlo usando un embudo, así evitarás derrames.

  • Verifica siempre el nivel de aceite y el vencimiento que trae el mismo, así lograrás un excelente trabajo del motor.

  • Cuando se encuentre encendido no lo toques en ningún momento. Si lo vas a manipular o limpiar, apágalo antes.

  • Cuando compres un grupo electrógeno asegúrate de que venga con su correspondiente manual de seguridad y funcionamiento además de todos los papeles incluida la garantía.

  • Antes de encenderlo asegúrate de haber seguido todas las medidas de seguridad de la instalación.

  • No lo pongas en lugares cercanos a combustibles o sustancias inflamables.

  • No le coloques telas, objetos o ropa sobre él.

  • Si lo tienes en un balcón asegúralo bien para que sus vibraciones no molesten a los vecinos.

Sigue todas estas indicaciones y verás como tu grupo electrógeno alarga su vida útil al mismo tiempo que tú ganas tranquilidad.