Tipos De Arranque

Los diferentes tipos de arranques de los grupos electrógenos

Cuando decidimos comprar un grupo electrógeno, normalmente no tenemos ni idea de qué tipo de componentes escoger para que su funcionamiento sea preciso al momento de cubrir nuestras necesidades.

Hay varias formas de arranque en los grupos electrógenos, aquí tenemos algunas opciones para ti, así tendrás muy claro cuál elegir cuando visites nuestra sección de venta de grupos electrógenos.

Conoce todos los tipos de arranque y vuélvete experto en grupos electrógenos

Recordemos que tenemos dos tipos de combustibles al momento de escoger uno de estos equipos: gasolina y diésel. En cada uno de los casos los tipos de arranque normalmente son eléctricos, sin embargo, también puedes encontrar de tipo neumático, hidráulico o por cuerda.

La idea de tener arranques hidráulicos es que el grupo electrógeno resulte funcional en momentos donde el uso de la energía eléctrica no es viable, además son de menor precio.

Por otro lado, tenemos los arranques a cuerda, estos son la mejor opción cuando hablamos de motores diésel o gasolina pequeños en cuanto a tamaño. Cuando los motores son grandes lo mejor son los arranques de aire comprimido, el cual es descargado a alta presión en cada cilindro, con ello se inicia un impulso necesario para realizar el encendido y trabajo continuo del equipo.

Hablemos entonces de los arranque eléctricos que son usados normalmente en entornos donde, por razones de seguridad, no es bueno tener componentes eléctricos que puedan causar chispas.

Funcionamiento de cada arranque

Comprar tu nuevo grupo electrógeno no tiene por qué ser un tormento. Consigue el que mejor se adapte a tus exigencias conociéndolos desde dentro. Ahora hablaremos acerca de cómo funciona cada uno de los sistemas de arranque que puedes encontrar.

  • Arranques eléctricos

Estos equipos tienen un cableado y un piñón. Cuando conectes tu grupo electrógeno debes accionar el piñón, esto se logra al encender el mismo, posteriormente el cableado pondrá en funcionamiento el equipo logrando cubrir tus necesidades de energía continua.

  • Arranques neumáticos

También lo conocemos como motor de aire comprimido. Estos arranques funcionan bajo un trabajo que expande el aire comprimido, el cual convierte en trabajo mecánico mediante un movimiento rotativo o lineal. El aire ingresa a una cámara sellada y cuando se expande, ejerce presión para iniciar el funcionamiento del grupo electrógeno.

Estos tipos de arranque son una alternativa cuando los eléctricos no son recomendados o posibles como en algunos entornos industriales o de minería.

  • Arranques hidráulicos

Funciona generando energía de rotación que se transforma en energía cinética, la cual es impulsada hacía el motor para lograr el suministro eléctrico que buscas.

  • Arranques por cuerda

Estos arranques son quizás los menos usados en la actualidad, sin embargo, son muy útiles en sitios rudimentarios donde las conexiones eléctricas no pueden ser muy modernas. Funcionan tirando una cuerda que ejerce un trabajo mecánico que impulsa el motor a encender. Aunque no lo creas, puede ser muy divertido de utilizar y resulta muy económico.